martes, 20 de noviembre de 2012

DIA INTERNACIONAL DEL NIÑO



En 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño y sugirió a los gobiernos estatales que celebraran dicho Día, en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente. La ONU celebra dicho día el 20 de noviembre, en conmemoración a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.
 
Hoy se celebra el día universal del niño, un día destinado a la realización de actividades para la promoción del bienestar y de los derechos de los niños del mundo. Desde la aprobación de la convención sobre los derechos del niños la infancia es considerada como un sujeto de pleno derecho.
Desgraciadamente se siguen violando diariamente los derechos de millones de niños en todo el mundo:
  • 1 de cada 4 niños y niñas vive en condiciones de extrema pobreza, en familias con ingresos menores a 1 euro diario.
  • 1 de cada 12 niños y niñas muere antes de cumplir los 5 años.
  • Más de 120 millones de niñas y niños en edad escolar no asisten a la escuela, en su mayoría niñas.
  • Cada minuto, un/a niño/a muere por una enfermedad vinculada al SIDA. Actualmente hay 15 millones de niños y niñas que han perdido a sus progenitores a causa del SIDA.
  • 300.000 niños y niñas están sirviendo a gobiernos o fuerzas rebeldes como soldados.
  • Más de 1,8 millones de niños y, sobre todo, niñas están sometidos a la explotación sexual.
  •  
    A todo esto hay que añadir que la inocencia, la juventud y la frescura de muchos niños y niñas de nuestra sociedad actual está desapareciendo, o ha desaparecido ya. Y gran parte de la responsabilidad de ello la tenemos los adultos y la sociedad en general, que de alguna manera lo hemos ido permitiendo. Desde muy jóvenes se está "sexualizando" (por poner un ejemplo), posiblemente sin darnos cuenta, a nuestros niños y niñas. Se está permitiendo que pierdan o que hayan perdido esa inocencia que debería caracterizarlos, y todo eso lo muestran a través de sus conductas. Muy pronto dejan de ser esos inocentes niños para intentar convertirse en copias miniaturizadas de nosotros mismos, por lo tanto deberíamos cuestionarnos si nosotros mismos como padres, como sociedad, no podríamos hacer algo para revertir la situacion.
     
    Es una rerflexión que me gustaría compartir con todos aquellos que querais......
     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario